El expresidente del Instituto Peruano del Deporte (IPD), Arturo Woodman, dijo que Francisco Boza venía realizando una buena gestión luego de su inesperada renuncia al cargo. 

“Es un poco tradicional que un jefe de una dependencia del Estado trate de obtener la mayor cantidad de presupuesto para hacer más obras, pero él utilizó a una persona que después sale que tiene problemas”, señaló Woodman a RPP Noticias.

En otro momento sostuvo que “uno cree que usa los mejores canales para obtener los recursos. Para él (Boza), la persona que lo estaba apoyando no era una persona mal vista. Él quería más para el IPD, no para él”.

La renuncia de Boza se efectuó luego de que el congresista nacionalista Víctor Isla le pidiera a Boza dar un paso al costado debido a sus presuntos nexos con el prófugo empresario Martín Belaunde Lossio.

-->(VIDEO: Reátegui: A Francisco Boza no le quedaba otra cosa que renunciar)