La final de la Champions League acabó en trifulca tras una jugada que encendió al técnico del Atlético de Madrid, Diego Simeone.

El "Cholo" fue expulsado a un minuto del final del partido, al saltar al terreno de juego tras el cuarto gol del Real en la prórroga, para buscar al central francés Raphael Varane, quien lanzó un balón al banquillo del equipo "colchonero".

No obstante, no se desató la bronca debido que Iker Casillas se llevó a Varane, que fue amonestado por el colegiado del encuentro, el holandés Björn Kuipers, que sí expulsó a Simeone.

El DT de Atlético de Madrid protestó al colegiado desde la conclusión de los 90 minutos reglamentarios por los cinco añadidos en los que llegó el tanto del empate de Sergio Ramos, con un testarazo en el 93".