EFE

La FIFA ha aclarado que fue un control rutinario pre-competición el que tuvieron que pasar, después de ganar a Italia, otros cinco jugadores costarricenses, que se unieron a los dos que se someten a esa prueba tras cada partido.

Con ese argumento emitido a través de su cuenta de Twitter la FIFA trató de disipar la polémica que ha causado que hasta siete jugadores "ticos" tuviesen que pasar el control, después de clasificarse a los octavos de final del Mundial con su triunfo ante Italia (1-0).

Bryan Ruiz, el autor del gol de la victoria, Michel Barrantes, Keylor Navas, Celso Borges, Christian Bolaños, Marco Ureña y Diego Calvo pasaron esa prueba.

Solo dos jugadores de Italia fueron citados al control tras el partido que jugaron el viernes en Pernambuco, lo que generó suspicacias en la prensa costarricense.

De acuerdo a la entidad, dos jugadores pasaron por el control que siempre hace tras un partido y los otros cinco correspondían a controles previos que no habían sido practicados.

"Aclaración sobre prueba de dopaje a Costa Rica. Dos jugadores testeados como parte del procedimiento normal tras (el) juego", explica la FIFA en un tuit.

Y en otro añade: "5 otros jugadores de Costa Rica efectuaron hoy control dopaje rutinario de pre-competencia"

Los representantes costarricenses en el Mundial de Brasil afirmaron que la FIFA argumentó que antes de la Copa del Mundo no se hicieron controles de dopaje a los jugadores.

Dos de los protagonistas del encuentro con la Azzurra que dio la clasificación a Costa Rica, el mediapunta Bryan Ruiz y el portero Keylor Navas aseguraron que si la FIFA decide convocar a todo el equipo para descartar el consumo de sustancias prohibidas, asistirán en pleno porque no hay nada que esconder.

"Gracias a Dios todos estamos muy tranquilos, con la conciencia tranquila. Si quieren que lleven al equipo, no pasa nada", manifestó el guardameta del Levante español.EFE