EFE

El argentino Antonio Mohamed, entrenador que le entregó al América el título del Apertura 2014 del fútbol mexicano, se despidió hoy de sus jugadores y mostró su molestia por la forma en que actuó la directiva.

El trabajo del presidente deportivo, Ricardo Peláez, y del presidente operativo, José Romano, fue criticado por el argentino, quien dijo que manejaron mal las cosas tanto con su sustituto como en el caso de algunos jugadores.

"Les dejo la Copa y me llevo mi dignidad a mi casa", declaró Mohamed a medios afuera las instalaciones del equipo.

"Les dije lo que yo pensaba: no me gustaron las formas, se los dije cara a cara a todos otra vez, las formas no fueron las correctas, se manejaron mal pero ellos están en su derechos de tomar decisiones y así lo hacen", añadió el argentino, que le dio a las Águilas su duodécimo campeonato de la historia.

Mohamed, quien tenía como objetivo el título, sufrió una desestabilización en las últimas semanas, cuando su equipo jugaba la fase final del torneo, ya que por medio de la prensa se enteró que el uruguayo Gustavo Matosas, bicampeón con el León, sería su sustituto además de la salida de varios jugadores a otros equipos.

"No, disculpas no hubo, solamente que si hubo un error lo asumen, pero es su manera de trabajar, están en su derecho, nuestro contrato terminaba hoy", recordó Mohamed.

El "Turco", de 44 años, desdeñó una comida para festejar el título ya que prefirió irse con su familia de vacaciones a Miami y explicó que tiene ofertas para dirigir en Argentina, pero que su intención es seguir en México y a principios del próximo años escuchará posibles ofertas.

EFE