Paolo Guerrero, quien se coronó campeón en el Mundial de Clubes con la camiseta del Corinthians de Brasil, sigue cosechando homenajes y esta vez fue agasajado en el Hipódromo de Monterrico en Surco.

El ‘Depredador’, que estuvo acompañado de sus padres, recibió la distinción de manos del presidente directivo del Hipódromo de Monterrico, Luis Razzeto Ríos.

Estoy feliz por todo el asedio que he tenido. Lo que he conseguido es para mí, mi familia y todos los hinchas del fútbol y de la hípica. A mí me importa que ustedes se preocupen por mí y se sientan orgullosos de mí”, dijo Guerrero.

Cabe señalar que este domingo el jugador del ‘Timao’ cumplió con una serie de actividades en la que llevó alegría a los niños.