El volante peruano del Chievo Verona de Italia, Rinaldo Cruzado, manifestó su alegría por haber derrotado al difícil Napoli y por haber jugado tan buen partido.

"Mejor imposible y si marcaba hubiese sido mucho, pero lo bueno que se ganó y que el profesor me tuvo en cuenta a pesar que no entrené bien por el problema estomacal que tuve", señaló Cruzado.

El ex Alianza Lima agregó que "fue un buen partido y un gran resultado sobre todo que jugamos ante el líder. Además que se cosechó el primer triunfo y fui parte de ello. No pienso soltar el puesto hasta el final. Quiero consagrarme jugando y marcando la diferencia".