EFE

El actual líder de la liga argelina de fútbol, el Entente de Setif, ha ofrecido su estadio al equipo egipcio Zamalek para jugar los partidos de la Copa de África de Clubes, tras la cancelación de la liga egipcia por la muerte de 74 personas durante un encuentro disputado el pasado día 1.

En declaraciones a los medios, Abdelkrim Serrar, presidente del Entente de Setif ha explicado que el ofrecimiento se debe a la imposibilidad del Zamalek de recibir a sus adversarios en su estadio.

Según Serrar, el club argelino ha enviado la invitación a los dirigentes del Zamalek a través del sitio web oficial del club.

Está previsto que el Zamalek se enfrente el próximo 19 de febrero en Egipto al equipo de Tanzania Young Africans en la fase preliminar de la Copa de Campeones de África.

"He quedado tocado por lo ocurrido en Egipto y he tomado esta iniciativa en solidaridad con el pueblo egipcio en general y con el deporte en particular", comentó Serrar.

El pasado día 1 de febrero, Egipto fue testigo de la mayor tragedia futbolística del país, cuando se enfrentaron los aficionados de los equipos Al Masry y Al Ahly en una violenta batalla en la que murieron 74 personas y que conmocionó al país y al mundo del deporte.

Las autoridades egipcias decretaron tres días de luto y la suspensión sine die del campeonato de liga.

Serrar indicó que en caso de que el Zamalek acepte la propuesta, la administración del club argelino está dispuesta a tomar todas las medidas para asegurar las mejores condiciones de alojamiento y preparación, tanto de los jugadores del Zamalek como de sus adversarios.

Sin embargo, Serrar no hizo alusión a la animadversión existente entre las hinchadas de fútbol egipcia y argelina, sobre todo, desde la pasada fase de clasificación para la Copa del Mundo de Sudáfrica de 2010, cuando ambas selecciones nacionales coincidieron en el mismo grupo de clasificación.

Los encuentros entre ambos equipos, el 14 de noviembre de 2009 en El Cairo y el 18 del mismo mes en Jartum (Sudán), desembocaron en unos altercados que provocaron una crisis diplomática, después de que el autobús que transportaba a la selección argelina fuese apedreado en El Cario. 

EFE