En Estados Unidos, Manuel Burga encontró la libertad y podrá rehacer su vida luego de que la corte federal de Brooklyn lo declaró no culpable del cargo de asociación ilícita por el caso de sobornos en la FIFA. Burga fue acusado de recibir 4,4 millones de dólares en sobornos de empresas deportivas entre 2010 y 2016. RPP te explica el caso paso a paso.

1. El 'Fifagate'

Este es el nombre que recibió el caso judicial que reveló la trama de sobornos y arreglos bajo la mesa de la FIFA. Estados Unidos acusó a importantes dirigentes del máximo organismo de fútbol del mundo de haber recibido dinero de las empresas Traffic, Full Play y Torneos y Competencias para la entrega de derechos de transmisión de la Copa América y la Copa Libertadores.

También se sospecha que hubo pagos para lograr la designación de Rusia y Qatar como sedes de los mundiales 2018 y 2022 respectivamente. El dinero habría sido lavado a través de bancos de Estados Unidos, lo que constituye un delito federal en ese país.

2. Acusado y detenido 

El 5 de diciembre de 2015, Manuel Burga fue detenido por la Policía Nacional en atención a una orden de captura internacional emitida por el Departamento de Justicia de Estados Unidos. Al exdirigente se le imputó tres cargos: conspiración de crimen organizado, conspiración de fraude electrónico y también de lavado de dinero, pero el Poder Judicial solo aceptó extraditarlo por lo primero.

3. Extraditado 

En diciembre de 2016, se ordenó la extradición de Burga. Luego de haber estado detenido un año en un penal de Lima, fue enviado a Nueva York, donde vivió en libertad bajo fianza, con comparecencia restringida, a la espera de su juicio.

En el proceso que enfrentó el expresidente de la Federación Peruana de Fútbol, también se incluyó a Juan Ángel Napout, expresidente de la Conmebol y exvicepresidente de la FIFA; y Jose María Marín, expresidente de la Confederación Brasileña de Fútbol.  

4. Absuelto

Pese a que Manuel Burga fue hallado no culpable, los otros dos acusados no tuvieron tanta suerte. El 22 de diciembre, el jurado declaró culpables a Napout y a Marín. El primero fue condenado por asociación para delinquir y fraudes bancarios, pero fue absuelto del cargo de lavado de dinero. El segundo fue condenado por asociación para delinquir y otros cargos relacionados, pero fue absuelto de lavado de dinero.

"Regreso a mi patria, tengo mucho que hacer allá. No tengo sentimiento de venganza ni de revancha", dijo Burga a su salida del juzgado,  visiblemente emocionado y demacrado. "Dios iluminó al jurado para que se diera un veredicto que yo esperaba desde hace 2 años y 22 días". (Con información de AFP).

¿Qué opinas?