Twitter

En plena vista del juicio en el que el actor Alec Baldwin se enfrentaba a su presunta acosadora, la actriz canadiense Generviève Sabourin, la acusada tuvo que ser reprendida por el juez que instruía el caso en Nueva York por interrumpir los testimonios del demandante, al que acusó de mentiroso.

Según informó hoy el Daily News, el protagonista de la serie "30 Rock" y películas como "La caza del octubre rojo" vivió una intensa jornada judicial en Nueva York, en la que tras mostrarse agobiado e incluso sollozar mientras contaba la historia de acoso vivido por parte de Sabourin, la acusada le increpó llamándole "mentiroso", gritando "no puedo creer que estés haciendo esto" y "voy a probar que hemos tenido una relación sexual".

"Señora Sabourin. Si le digo que baje la voz y usted continúa, se le acusará de desacato (...) deje de desobedecer mis órdenes", le tuvo que decir el juez del caso, Robert Mandelbaum.

Sin embargo, las interrupciones de la actriz canadiense prosiguieron y se hicieron extensivas a la mujer de Baldwin, Hilaria Baldwin, con la que se casó el 30 de junio de 2012, y quien tuvo que escuchar de la presunta examante de su marido cosas como "irás al infierno, Hilaria".

Geneviève Sabourin fue detenida el 8 de abril de 2012 cuando se presentó en el apartamento de Baldwin en Nueva York, culminación de un presunto comportamiento acosador a través de varios correos electrónicos y mensajes en los que aseguraba que estaba enamorada de él, quería tener un hijo suyo y necesitaba dinero.

Baldwin y Sabourin habían coincidido por primera vez en 2002, en el rodaje de la película "Las aventuras de Pluto Nash", en la que el actor hacía un breve cameo.

La jornada problemática se completó para el nominado al Óscar por "The Cooler", con un altercado con un fotógrafo del New York Post, Gary Miller, al que conocía de otras ocasiones y con el que tuvo una discusión antes de entrar en los tribunales y que terminó a la salida con el actor increpándole "espero que te ahogues hasta morir".

EFE