Luisa Rodríguez Espinoza, de 65 años, falleció, mientras que su hija y su nieto quedaron heridos de gravedad tras ser atropellados por un vehículo de transporte público en San Juan de Lurigancho (SJL).

Jorge Luis Romero, hijo de la fallecida, denunció que ningún representante de la empresa de transportes o el mismo conductor de la unidad se han acercado a responde por el fatal accidente.

Comentó que su hermana tiene ambas piernas vendadas, mientras que su sobrino continúa entre la vida y la muerte, luego de haber sido sometido a varias operaciones.

Señaló que el SOAT no está cubriendo todos los gastos médicos. En ese sentido, dijo esperar que la empresa de transportes se haga cargo de la cuenta del hospital.

En declaraciones a RPP Noticias, indicó que su madre, su hermana y su sobrino, fueron embestidos por el bus cuando ellos se encontraban en un paradero.