Alberto Santana anunció su renuncia ante un auditorio lleno de fieles. | Fuente: Captura de Panamericana TV

El pastor Alberto Santana renunció al liderazgo de la Iglesia El Aposento Alto, que la semana pasada se hizo conocida luego que un grupo de sus fieles intentara tomar la explanada del Estadio Alejandro Villanueva, de Alianza Lima.

En un mensaje a sus fieles, Santana aseguró que tomó esta decisión luego de hacerse pública la denuncia de una joven -con quien tuvo una relación extramatrimonial- que acusó haber sido maltratada por el religioso.

“No entraré en detalles respecto a los audios difundidos en los medios y sobre el testimonio de la persona que siempre estuvo en pleno uso de sus facultades, siendo en su momento mayor de edad”, sostuvo ante un auditorio lleno de fieles, según un video difundido por Panamericana TV.

“He tomado la decisión de retirarme del cuerpo pastoral dejando toda la administración de la iglesia. (...) Me arrepiento de todo lo acontecido, y prometo que nunca más volverá a suceder mientras viva en la Tierra”, sentenció, tras pedir disculpas por el “error” cometido.

Polémica en iglesia evangélica

La Iglesia El Aposento Alto ha estado en el ojo de la tormenta luego que intentara tomar posesión de la explanada del estadio de Alianza Lima. La semana pasada también salieron a la luz polémicas declaraciones de Cohelet Santana, hijo del renunciante líder religioso, quien aseguró que el alma de los hombres se corrompe recién a la cuarta vez que les pegan a sus parejas.

Estas palabras fueron respondidas con dureza por la congresista Leyla Chihuán (Fuerza Popular), quien tildó a Cohelet Santana de “reverendo imbécil” en sus redes sociales.

“El hijo del pastor habló como un reverendo imbécil al decir que a las mujeres les puedes pegar cuatro veces. ¿Está bien o más claro?”, tuiteó Chihuán en respuesta a una seguidora, que le pidió un pronunciamiento.

¿Qué opinas?