Argelia: Grupo armado secuestra a trabajadores extranjeros

Dos franceses, un japonés y un irlandés, trabajadores de una empresa gasística, fueron secuestrados ayer. Hasta el momento ningún grupo ha reinvidicado el ataque.
Referencial

Un grupo armado secuestró hoy en la provincia meridional argelina de Ilizi a dos ciudadanos franceses y un japonés que trabajaban en unas instalaciones gasísticas situadas en una zona desértica, informó el diario argelino El Watan en su edición on-line.

Según el periódico, que cita a testigos, las instalaciones, administradas por las empresas petroleras Sonatrach, BP y Statoil, se encuentra en la localidad de Tiguenturin, cerca de la ciudad de In Amenas, fronteriza con Libia.

La fuente citada por el rotativo aseguró que los trabajadores, empleados del grupo japonés JGC, fueron introducidos en un vehículo todo terreno.

La pagina web de información Algerie-focus, también se hace eco de lo ocurrido y asegura que la base, situada a 120 kilómetros de In Amenas, fue asaltada durante la noche.

Hasta el momento no ha habido confirmación oficial de lo ocurrido, ni ningún grupo ha reivindicado el ataque.

Este asalto se produce dos días después de que las autoridades argelinas anunciaran el cierre de la frontera con Mali, país escenario de combates entre grupos salafíes que controlan los territorios septentrionales y el Ejército regular, apoyado desde el viernes por tropas francesas.

Argelia, donde mantiene su cuartel general Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), siempre ha mostrado su temor a que una intervención militar en Mali, pudiera tener consecuencias negativas para los países de la zona.

El país norteafricano siempre defendió una solución dialogada al conflicto territorial maliense, cuyo norte está ocupado por rebeldes tuareg.

Posteriormente, el viceprimer ministro irlandés y titular de Asuntos Exteriores, Eamon Gilmore, confirmó la presencia de un ciudadano irlandés entre el grupo de trabajadores de una planta gasística secuestrados hoy en Argelia.

En un comunicado, Gilmore pide la puesta en libertad "inmediata" del secuestrado, de quien no ofreció más detalles sobre su identidad o sobre las circunstancias de este suceso.

"El Gobierno está listo para usar todos los recursos a su disposición para asegurar que nuestro ciudadano es puesto en libertad tan pronto como sea posible", declaró el jefe de la diplomacia irlandesa


EFE