El Ministerio francés de Exteriores confirmó hoy que son cuatro los franceses muertos en la avalancha que se produjo ayer en la montaña Manaslu, en el Himalaya nepalí, y que otros dos están en paradero desconocido.

La ministra delegada de los Franceses en el Extranjero, Hélène Conway-Mouret, precisó en un comunicado que otros cuatro alpinistas franceses que habían sido víctimas de ese alud, en la madrugada del domingo, pudieron ser evacuados en helicóptero a un hospital de la capital, Katmandú, y que hoy debían ser repatriados a Francia.

En el lugar del siniestro había, entre otras, dos expediciones francesas, y su departamento de Exteriores señaló que estaba en contacto estrecho con las autoridades de Nepal para establecer el los datos definitivos.

EFE