EFE

El papa emérito Benedicto XVI destituyó entre 2011 y 2012 a casi 400 sacerdotes por abuso de menores, según un informe del Vaticano hecho público.

Esta cifra duplica al número de curas cesados por el mismo motivo entre 2008 y 2009, resalta el portal RIA Novosti, que cita información de la agencia AP.

El informe fue elaborado para su presentación ante el Comité de los Derechos del Niño de las Naciones Unidas.

Cabe recordar que Benedicto XVI renunció al Pontificado en febrero de 2013.