Captura de people.com

Beyoncé y Jay-Z no escatiman en gastos cuando se trata de tener comodidades en París.

La pareja llegó a la capital francesa el lunes en un jet privado y, una fuente ha dicho, se instalaron en un penthouse que tiene una suite de dos pisos en el Hotel Le Meurice con vista a los jardines de las Tullerías y que cuesta la friolera de US$20.000 por noche. (No, no es una errata, aunque tampoco es la suite más cara del hotel en la Ciudad Luz.)

La suite de lujo cuenta con una cocina privada, un comedor con paredes de cristal y una enorme terraza privada al aire libre.

Se trata de unas vacaciones de trabajo para la pareja que al parecer está grabando una nueva canción con Kanye West y, posiblemente, prepara un video, según las fuentes. Representantes de los músicos no han hecho comentarios al respecto.

Beyoncé, que lanzó la versión oficial de su nuevo sencillo "Run the World (Girls)" la mañana del jueves, ha estado manteniendo un perfil relativamente bajo en París. "No ha salido en una de sus habituales carreras kamikaze hacia las boutiques", dice un fotógrafo, y la pareja, que regularmente disfruta de la vida nocturna de la ciudad, ha compartido un almuerzo de baja intensidad - con champagne - en L"Avenue.

Varias fuentes le contaron a People que ellos llegaron con una gran cantidad de equipo musical. "Han creado un estudio en otra habitación y han estado trabajando en las noches en su álbum", dice una fuente.

Sin embargo, siempre hay tiempo para un poco de diversión: Beyoncé llevó a su sobrino Daniel, de 6 años de edad, que está en la ciudad con la cantante, a Disneyland París el jueves. En la primera parada, la cantante se compró una gorra de Goofy. Posteriormente, se dirigió a Phantom Manor y a la atracción Piratas del Caribe.