EFE/Referencial

El moderno caza ruso SU-35 hizo una espectacular demostración en el primer día de la exhibición aeronáutica Airshow China 2014. En varios momentos del vuelo la nave logro mantenerse suspendida en el aire antes de girar en otra dirección.

La tecnología de esta aeronave supermaniobrable da al piloto la posibilidad de ralentizar la velocidad del aparato a casi cero en pleno vuelo. Esto gracias a nuevos motores que le dan mayor potencia y tubos que pueden girar para cambiar la línea de empuje. 

"Puedo detener el avión en el aire; es como un sueño [...]. Antes las aeronaves no podían detenerse en el aire, pero ahora eso es posible", dijo emocionado uno de los pilotos de los caza, Alexánder Jarchevski.

Asimismo, el piloto Mijaíl Shilo, dijo que entre otras cosas "El Su-35 puede atacar simultáneamente múltiples objetivos terrestres".

El pasado junio se reveló que el Gobierno chino estaría por firmar un contrato con Rusia para adquirir 24 de estos aviones multifuncionales.