"Seguiremos en la luccha", se lee en uno de los carteles que se han dejado en el lugar. | Fuente: RPP

Decenas de jóvenes rehicieron este miércoles el altar en honor a Inti Sotelo y Bryan Pintado que se ubica en el cruce de las avenidas Nicolás de Piérola y Abancay, en el centro de Lima.

"No podrán borrar nuestra memoria ni destruir nuestra dignidad", "Los murales también son patrimonios", "Inti y Bryan, nunca los olvidaremos", "Cuando sea crea todo consumado, gritando libertad sobre la Tierra ha de volver", "Seguiremos en la luccha", se leen en los carteles que se han dejado en el lugar, además de flores y velas.

En horas de la madrugada, desconocidos llegaron hasta la zona para arrancar carteles, borrar inscripciones y destruir flores que los ciudadanos habían dejado en el altar levantado en memoria de las dos jóvenes fallecidos a causa de la violenta represión policial en las protestas contra el expresidente Manuel Merino.

De forma paralela, otro grupo llegó en una furgoneta hasta la cuadra 1 de la avenida Miguel Grau, donde el Movimiento Graffitero Peruano, pintó un mural para borrarlo con pintura blanca y dejar un cartel que decía: "La pared se limpia, los muertos no regresan".

Al conocerse el hecho, la Municipalidad de Lima condenó "todo acto que atente contra la libertad de expresión de los ciudadanos y de las muestras de solidaridad que se generaron tras los trágicos hechos ocurridos el pasado 14 de noviembre".

Decenas de jóvenes participaron en la labor.
Decenas de jóvenes participaron en la labor. | Fuente: RPP/Joanna Castro