Carlos Rivera, abogado del Instituto de Defensa Legal (IDL), consideró que el hecho de que las cámaras de la Municipalidad de Lima no hayan captado los momentos en que fueron asesinados Jack Pintado e Inti Sotelo durante las protestas ciudadanas, habría tenido una intencionalidaddeberá ser incorporado a la investigación en torno a sus muertes.

"El hecho de que a estas alturas podamos constatar que las cámaras de seguridad del municipio, encargado del control de la seguridad pública en la zona donde ocurrieron los dos homicidios, prácticamente no sirvan para los efectos de la investigación, es un asunto que va a tener que ser incorporado al curso de la investigación. Ojalá que no terminemos hablando después de un acto de encubrimiento de los hechos", dijo en Nada está dicho por RPP.

En su opinión, personal de la comuna limeña habría evitado que se graben dichas muertes de manera deliberada.

"Las cámaras de seguridad de una ciudad como Lima, en un momento en que se produce un enfrentamiento o movilización importante, no tengo duda de que eso está sujeto a un monitoreo en vivo y directo. Por tanto, alguien tomó la decisión de dirigir el enfoque de la cámara en una dirección que no correspondía".

Carlos Rivera recordó que las cámaras de seguridad de cualquier distrito son monitoreadas las 24 horas del día y los operadores tienen la posibilidad de hacer girar el enfoque de la cámara a fin de captar mejor un hecho delictivo.

El abogado indicó que hoy tomaron conocimiento, luego de hacer la solicitud de información a la Municipalidad de Lima, de que las cámaras del cruce del jirón Lampa con la avenida Nicolás de Piérola "solo estaban apuntando hacia el casco del centro histórico y no hacia los manifestantes".

No apuntaban "hacia la plaza San Martín y tampoco hacia el jirón Lampa, donde se produce el homicidio de Inti Sotelo", denunció Carlos Rivera.

Vandalismo contra mural

Carlos Rivera también opinó sobre los actos de vandalismo registrados esta madrugada contra el mural elaborado en homenaje a Inti Sotelo y Bryan Pintado,así como el retiro de los arreglos florales en apoyo a sus familiares colocados en el cruce de las avenidas Abancay y Nicolás de Piérola.

"Estamos ante actos que, sin duda, hay que calificar como actos de odio y cobardía. Atentar contra la memoria de las víctimas resulta un hecho casi bárbaro", lamentó.

Desde su punto de vista, este hecho constituye un acto delictivo: "Los daños a la propiedad sin duda pueden ser calificados así y ser objetos de una investigación".

 

Carlos Rivera, abogado del Instituto de Defensa Legal.
Carlos Rivera, abogado del Instituto de Defensa Legal. | Fuente: RPP