Foto referencial

Las fuertes tormentas que desde el viernes afectaron al sur de China obligaron a cancelar medio centenar de vuelos en el aeropuerto de Cantón, uno de los principales del país, afectando a 10.000 pasajeros, informó la agencia Xinhua.

Un total de 54 vuelos tuvieron que ser cancelados en el Aeropuerto Internacional de Baiyun (Nube Blanca) a consecuencia de los aguaceros, y otros 116 sufrieron retrasos, según han detallado las autoridades aeroportuarias.

Las operaciones en la instalación no pudieron normalizarse hasta las 4:40 de la madrugada de hoy hora local (22:40 GMT del viernes), en lo que según las autoridades ha sido "la peor situación vivida por el aeropuerto" desde su apertura en 2004.

La agencia Xinhua informó también que en otro de los grandes aeropuertos del país, el Shanghai Pudong (este), uno de los vuelos tuvo que retrasar su partida debido a una falsa amenaza de bomba.

La policía tuvo que evacuar a los pasajeros y registrar el vehículo, en el que no se encontró ningún artefacto explosivo, por lo que el vuelo despegó con cinco horas de retraso sobre el horario previsto hacia la ciudad de Chengdu, en el centro oeste del país.

EFE