Cinco razones para ver Star Trek into the Darkness

La secuela de ´Star Trek´ promete mucha acción, un villano memorable y efectos especiales como nunca antes se ha visto en el cine.

Finalmente ha llegado el momento para que los millones de fanáticos de la ciencia ficción vuelvan a las salas de cine para ver uno de los estrenos más esperados del año, el de “En la oscuridad Star Trek” (Star Trek into the darkness).

Y si aún queda alguna duda de por qué escoger esta película entre todas las opciones en el cine, aquí te dejamos cinco grandes razones a tener en cuenta, sin ningún orden de preferencia:

LAS ESCENAS DE ACCIÓN
Basta con ver los avances y clips para darnos cuenta que si su predecesora fue emocionante, esta parece lista para superarla con creces. No faltarán las persecuciones, batallas especiales y combates cuerpo a cuerpo.

LA TRIPULACIÓN DEL ENTERPRISE
El capitán Kirk y su valentía –con mucho de inmadurez- probablemente sean lo primero que salte a la mente al pensar en la tripulación del Enterprise, pero lo cierto es que esta nave está repleta de personajes de gran interés como Spock, Uhura, McCoy y Scotty, solo por nombrar algunos, y a los que habrá que prestar atención porque gracias a John Harrison la pasarán bastante mal.

EL VILLANO
John Harrison no es cualquier villano, sino uno con toda la pinta de ser memorable. Más allá del misterio sobre su identidad, lo seguro es que el trabajo del británico Benedict Cumberbatch parece listo para robarse el show.

J.J. ABRAMS
En cualquier película el director es un factor a tomar en cuenta, pero si nos referimos a J.J. Abrams este interés se multiplica. Y es que este realizador siempre parece guardarse un as bajo la manga para sorprender al público y entiende como nadie lo importante que es generar emociones y sobresaltos.

LOS EFECTOS ESPECIALES
Muchas películas se hacen para mostrar los avances en efectos especiales pero lo ideal es que sean los efectos los que estén en función a las historias y eso es lo que anuncia la segunda entrega de “Star Trek”. No solo se trata de batallas estelares, basta ver el planeta con el gigantesco volcán en los minutos iniciales o la Londres futurista que sirve como escenario a la cinta.