Juan Luis Cipriani condenó el ataque contra Eyvi Liset Ágreda. | Fuente: RPP

El arzobispo de Lima, cardenal Juan Luis Cipriani, tildó de “monstruo” y “salvaje” a Carlos Javier Hualpa Vacas, el confeso agresor de la joven Eyvi Liset Ágreda, quemada dentro de un bus de transporte público en Miraflores.

“Desde aquí mi oración por esa tragedia que ha sufrido esta chica, porque la verdad es un monstruo, un salvaje, un animal, ese señor que lo ha quemado y explica que el asunto es porque tenía celos”, dijo en su programa Diálogo de Fe.

El religioso calificó el ataque como “una cosa absolutamente abominable” y expresó su solidaridad con la joven, que actualmente está en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Guillermo Almenara.

Eyvi Liset ya ha sido sometida a tres cirugías para que pueda recuperar sus funciones vitales. Su pronóstico es reservado, ya que tiene quemaduras en más del 60% de su cuerpo y tiene comprometidos varios órganos.

Piden drástica sanción

Sandra Aguirre Marchena pidió a la administración de justicia no permitir impunidad en el caso de su hermana y exhortó que el confeso agresor, Carlos Javier Hualpa Vacas, reciba la máxima de pena de 35 años de cárcel sin beneficios.

“La familia solicita una investigación rigurosa e integral y que se le procese por el delito de feminicidio agravado, en grado de tentativa, y que se aplique el concurso real de delitos, y con ello se le aplique una pena máxima de 35 años de cárcel efectiva, sin beneficios penitenciarios”, sostuvo.