Colombia: Informan que liberados por FARC están bien de salud

La directora encargada del Hospital Militar en Bogotá, coronel Esperanza Galvis, presentó ante la prensa el primer parte médico de los liberados por las FARC.
EFE

El genera Rubén Darío Alzate, el cabo Jorge Rodríguez y la abogada Gloria Urrego se encuentran "en perfectas condiciones" de salud y no harán declaraciones hasta abandonar dentro de varios días el Hospital Militar Central en el que se someten a exámenes médicos, informó este lunes ese centro.

La directora encargada del Hospital Militar, ubicado en Bogotá, coronel Esperanza Galvis, presentó ante la prensa el primer parte médico de los liberados tras su ingreso en horas de la tarde, que arroja, tal y como apuntó el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) después de atenderles en el momento de la liberación, que están ilesos.

"El estado de salud es adecuado, (solo tienen) la emoción del momento de su liberación y de encontrarse con la familia (...) No tienen ninguna herida y su estado de salud es adecuado", afirmó Galvis.

La coronel explicó que se les está aplicando un "protocolo de atención médica y psicológica" en el que trabajan numerosos "médicos, psicólogos, psiquiatras y los especialistas que se requieran".

"El protocolo incluye valoraciones médicas, valoraciones psicológicas y, de acuerdo como sean los resultados, también incluyen exámenes de laboratorio clínico y unos test psicológicos", apuntó.

Añadió además que por el momento se les ha hecho un reconocimiento físico que mañana se ampliará con pruebas de laboratorio.

Una vez estos resultados se obtengan y se compruebe que su salud es buena, se iniciarán los exámenes psicológicos, que podrían durar varios días, de acuerdo con Galvis.

"Estamos iniciando hasta ahora, entonces no sabemos cuantos días (estarán ingresados) y apenas tengamos el resultado de los exámenes les informaremos", aseguró ante la nube de periodistas colombianos e internacionales agolpados desde hace horas a las puertas del centro.

La coronel anunció que "hasta que no se cumpla el protocolo" en su totalidad y se complete la evaluación médica y psicológica no habrá "ningún pronunciamiento" por parte de los liberados, pues el Hospital Militar Central "no permite" declaraciones antes de finalizar los estudios.

Preguntada sobre si esta medida busca proteger a Alzate o sus acompañantes por una posible inestabilidad psicológica, Galvis reconoció que los liberados no presentan "ningún" tipo de trauma.

Alzate, Rodríguez y Urrego fueron entregados por las FARC al CICR esta mañana en un caserío al norte de Quibdó, capital del departamento del Chocó (noroeste), la misma región en la que fueron hechos cautivos hace exactamente dos semanas.

Una médica del CICR verificó en la zona de entrega que se encontraban en "perfectas condiciones" para ser trasladados en helicóptero hasta la base militar de Rionegro, a pocos kilómetros de Medellín, también en el noroeste.

Allí, volvieron a pasar un reconocimiento médico por parte de sanitarios del Ejército, confirmó al coronel Galvis.

EFE