Conozca cómo prevenir los problemas de visión durante el embarazo

El embarazo también puede traer cambios en los ojos que afectan a la vista, incluso si no son tratados de forma adecuada, pueden desencadenar enfermedades visuales.

Y es que el embarazo también puede traer cambios oculares, que de no ser tratados de forma adecuada, desencadenan en enfermedades visuales.

El sistema ocular se puede ver alterado porque hay cambios hormonales, y una molestia tan frecuente como la retención de líquidos puede afectar a la vista. Especialmente si ya se han tenido problemas oculares, es importante llevar un adecuado control durante el embarazo y acudir a alguna revisión.

Atención a los síntomas:
Si durante el embarazo la madre presenta algunos de estos síntomas, es importante que comente con su ginecólogo y consulte con su especialista en la salud visual:
•    Dolores de cabeza frecuentes
•    Disminución de la visión o fatiga visual de forma rápida
•    Disminución de la secreción lagrimal y sensación de resequedad
•    Visión borrosa o doble, disminución de la visión lateral
•    Ver manchas en el campo visual y molestias a la luz.

Especialistas de Prevent Blindness America muestran algunos de los problemas visuales que se pueden dar en el embarazo, es muy importante acudir al especialista en caso de percibir alguno de ellos, aunque sólo sea por llevar un control.

Las mujeres que padezcan glaucoma, hipertensión o diabetes no deben dejar pasar por alto cualquier alteración percibida, además deben hacérselo saber al médico incluso cuando planean quedar en estado para controlar cualquier posible cambio en la visión.

Los cambios que nos indican que podemos sufrir las mujeres embarazadas son los siguientes:
•    Cambios refractivos: Durante el embarazo, los cambios en los niveles hormonales podrían afectar la fórmula que una mujer necesita para sus lentes de contacto o gafas.
•    Sequedad ocular, migrañas e hipertensión arterial.
•    Diabetes: La visión borrosa puede ser un indicador de niveles de glucosa elevados.
•    Edema ocular: Visión borrosa leve que trae como consecuencia miopía.
•    Retinopatía en el embarazo: La retinopatía es una enfermedad no inflamatoria que afecta a la retina, y una de las retinopatías más comunes es la retinopatía diabética, una complicación de la diabetes.

La importancia de adoptar medidas de prevención y mantener un adecuado control es clave para una buena salud visual.