Luego de los lamentables enfrentamientos del jueves en las inmediaciones de La Parada que obligaron el sacrificio de una yegua de la Policía Nacional, el trabajo de la Unidad de la Policía Montada recibió fuertes críticas e incluso se pidió su desactivación.

Frente a estos cuestionamientos, el comandante Carlos Farje, jefe de dicha unidad de la PNP, precisó las funciones de la Policía Montada, aunque antes acotó que “no pretendemos utilizar un caballo como escudo” ni como arma.

(La muerte de la yegua Lamar) es un hecho bastante doloroso. Nosotros no pretendemos utilizar un caballo como escudo, sino como elemento disuasivo.  Dejamos sentado que en ningún momento vamos a exponer la vida de los animales”, señaló al tiempo de indicar que desde ahora se tomarán las previsiones del caso para evitar nuevas situaciones adversas contra los caballos.

Farje Tong indicó que los animales de la Policía Montada trabajan en las denominadas parejas de correrías para patrullar zonas urbano-marginales y  en conjunto para controlar multitudes, por ejemplo, en las marchas.

“Para los hechos de violencia tan fuertes no es necesario usar caballos. Usamos caballos para controlar las marchas, cuando se quieren desbordar, cuando quieren ocupar las pistas, para ordenarlos. En estadio para ordenar las colas”, indicó.

Asimismo, dijo que cuando los policías montan los caballos pueden detectar desde esa altura a algunos delincuentes al tener mayor capacidad visual.