Muchos jóvenes que llegan a la capital para estudiar deben acudir a pensiones o residencias universitarias.

Como es sabido, existen muchas limitantes en ellas. Generalmente se comparte una cocina con todos, sin un horno, e incluso sin electrodomésticos, con acceso a sólo a un microondas.

Pero aún con estas restricciones, es posible realizar nuevas comidas, más allá de un helado o el dulce que compraste en la tienda de la esquina.

Aquí te brindamos diez opciones muy sencillas y rápidas para preparar que te sacarán de apuros.