Foto referencial

Cuatro de los doce fallecidos en una zona minera de Ecuador al parecer son peruanos, según informó hoy la Cancillería ecuatoriana a su similar de Perú, de acuerdo a una nota informativa del Ministerio peruano de Relaciones Exteriores.

La Coordinación Regional en la ciudad de Cuenca de la Cancillería del Ecuador informó hoy al Cónsul General del Perú en Loja "que cuatro de los fallecidos podrían ser ciudadanos peruanos", indicó el comunicado.

No obstante, las identidades son materia de investigación por las autoridades locales, añadió la información oficial.

El cónsul peruano fue informado del derrumbe originado por lluvias torrenciales, deslizamiento de lodo y piedras en el Cantón Camilo Ponce Enríquez, de la provincia de Azuay, lo que ocasionó la pérdida de siete vidas humanas, señaló la nota aunque la Cruz Roja ecuatoriana reportó posteriormente que los muertos ascienden a doce.

La Cancillería peruana indicó que el cónsul peruano se encuentra camino a Cuenca, capital de Azuay, para prestar la asistencia y la ayuda posible a los peruanos que pudieran requerirlo.

Según las últimas cifras del Comité de Operaciones de Emergencia de la provincia de Azuay, el número de muertos debido a deslaves ocasionados por intensas lluvias se elevó a 12, mientras que hay 20 personas heridas y cerca de 40 desaparecidas.

Esas cifras no han sido confirmadas aún por otras instituciones. Anteriormente, el Viceministerio de Minas habló de tres muertos y la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos (SNGR) de dos cadáveres encontrados.

La Cruz Roja informó que hoy de madrugada ocurrió un gran deslave a causa de las intensas lluvias en el cantón Camilo Ponce Enríquez, en el suroeste de Ecuador, que afectó a varias minas.

En una de ellas, la mina Luis Bermeo, trabajaban 40 personas y no se conoce su situación, explicó la Cruz Roja en un comunicado.

Los deslizamientos de tierra han afectado a las poblaciones de Pueblo Nuevo, Zhumiral y Bella Rica, del cantón Ponce Enríquez, en la zona costera de la provincia de Azuay, según la SNGR.

EFE