En libertad exmando MRTA, Peter Cárdenas, tras cumplir condena

El excabecilla del MRTA, Peter Cárdenas Schulte, salió libre tras cumplir 25 años de condena en Base Naval del Callao.
RPP captura

El exmando del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) Peter Cardenas Schulte, salió en libertad la mañana de este martes tras cumplir una condena de 25 años de prisión por los delitos de terrorismo agravado y contra la fe pública. 

Así lo confirmó el jefe del Instituto Nacional Penitenciario (INPE) Julio Magán. En diálogo con RPP Noticias, el funcionario detalló que Cardenas Schulte debió salir en libertad hace unos meses, pero que fue retenido por una resolución del Poder Judicial que establecía un nuevo cálculo sobre su pena. 

Informó que el emerretista fue recogido esta mañana por sus familiares en la base naval del Callao donde purgaba condena. Explicó que el INPE solo cumplió con concretar la excarcelación tras haberse cumplido la totalidad de la sentencia impuesta por el Estado.

"Sale con libertad completa, no está saliendo con beneficios sino cumplida la pena, el delito de terrorismo no tiene beneficios penitenciarios. El Inpe solo tiene que darle la libertad del caso", señaló. 

Magán informó que no hay otros sentenciados por terrorismo, del MRTA o de Sendero Luminoso, que vayan a a ser liberados en los próximos meses. Sin embargo, adelantó que a partir de 2016 se cumplen sentencias de otros condenados por terrorismo.

Aunque no precisó que exintegrantes de estos grupos terroristas saldrían proximamente en libertad, indicó que se trata de personas recluidas en penales del interior del país y no en la base naval.

Al respecto, el ministro del Interior, José Luis Pérez Guadalupe, indicó que legalmente no se puede hacer nada para impedir la liberación del exmando emerretista porque ya cumplió su condena; no obstante,  agregó que la Policía estará atenta y no bajará la guardia ante cualquier acción de movimientos terroristas.

La condena contra Cárdenas Schulte data del 21 de marzo de 2006 pero su pena fue computada desde su detención, ocurrida el 14 de abril de 1992. Adicionalmente, se sumó la cercelería de un año, seis meses y 21 días que sufrió el sentenciado entre febrero de 1988 y agosto de 1989. De ese cálculo se concluyó en que la pena de 25 años terminaba el 22 de septiembre de 2015.