Por quinto año consecutivo, los peruanos celebramos El Día del Pollo a la Brasa, un plato bandera que adaptándose a nuestros variopintos comensales, también tiene una versión andina y otra oriental.

El pollo a la brasa es serrano, y se prepara a base de hierbas aromáticas, carbón y caja china, según explicó la cocinera Lidia Cortez.

Solo se muele romero, chincho, huacatay, ajo y se le agrega sal. Se deja macerar durante un día y luego se coloca en la caja china o en el horno.

El platillo se acompaña con papas andinas y choclo. No puede faltar el capchi, que es rocoto y queso molidos con batán.

Pero la tan enraizada cultura Nikkei también tiene su versión del pollo a la brasa.

Don Julio Gushiken, propietario de la pollería Hikari, contó que la base para un sabor oriental es la utilización de ingredientes como el jengibre, canela china y aceite de ajonjolí.

El pollo a la brasa es para todos los gustos. También se le puede acompañar con una ensalada clásica (lechuga, tomate y palta), y si tiene antojo de hacer combinaciones, bien lo puede comer con unos ricos tallarines verdes, chaufa o arroz a lo pobre. ¡Buen provecho!