El exgerente de la Caja Metropolitana de la Municipalidad de Lima, Julio Lazo, negó haber estafado a los taxistas, ya que el programa Caja Gas buscaba más bien mejorar su calidad de vida laboral.

Fue en respuesta a la denuncia del regidor de Lima por el Partido Popular Cristiano (PPC), Pablo Secada, quien dijo que el programa Caja Gas estafó entre el 2008 y 2010 a los taxistas, a quienes les terminaron cobrando 100 mil soles por un vehículo de 35 mil soles.

En diálogo con RPP Noticias, manifestó que los taxistas solo pagaron dos veces más por el vehículo que se les vendió, porque así está establecido.

LEA MÁS: Solidaridad Nacional califica de oportunista denuncia contra Caja Metropolitana

Lazo aseguró que el programa era exitoso, porque incluso se solicitaban más de lo que podían abastecer.

Dijo que los problemas habrían comenzado a originarse a partir del 2011, debido a la desactivación de algunas medidas implementadas tras la recomendación de la Superintendencia.