Familia denuncia que la Policía no quiere atender caso de desaparición de joven porque ya es "mayor de edad"

Los familiares de la joven de 18 años se acercaron a la comisaría de Sol de Oro a poner la denuncia, sin embargo, el policía que atendió el caso indicó que la joven le comunicó por teléfono que se había retirado de la vivienda de forma voluntaria por problemas con su madre.

Lima
"Mi mamá salió llorando y por más que les dijo que Xiomara vive con ella, le dijeron que ella es mayor de edad y sabe lo que hace", comentó la hermana de la joven.
00:00
Comisaría Sol de Oro
La familia informó que los efectivos de Sol de Oro no quisieron recibir su denuncia. | Fuente: Andina

La familia de Xiomara Saravia Heredia, una joven de 18 años,  informó que la Policía Nacional no recibió una denuncia por desaparición, argumentando que la joven ya es mayor de edad y “sabe lo que hace”.

En declaraciones a RPP Noticias, Estefany Guizado, hermana de la joven, indicó que su madre fue a presentar la denuncia por desaparición ante la Comisaría de Sol de Oro, en el distrito de Los Olivos, pero le dijeron que esta no procedía y solo se limitaron a llamar a algunos de sus amigos para saber si conocían sobre su paradero.

“Ella ha ido a presentar la denuncia por desaparición y le han dicho que es mayor de edad. Mi mamá salió llorando y por más que les dijo que Xiomara vive con ella, le dijeron que ella es mayor de edad y sabe lo que hace”, dijo.

La hermana de la joven sostuvo que ya han intentado presentar la denuncia hasta en dos ocasiones, pero la respuesta de las autoridades en dicha dependencia policial ha sido la misma.

Xiomara Saravia salió de su vivienda el último 24 de enero a las 5 de la tarde con solo su celular y una laptop. La familia de la joven indicó que ella no trabaja y que se dedica a estudiar, por lo que expresaron su preocupación sobre su paradero.

Sin embargo, según la Policía, el suboficial que atendió el caso, tras comunicarse telefónicamente con la joven, reveló que esta le indicó que había decidido retirarse de la casa de forma voluntaria por problemas con su madre.