El estreno en los cines de EE.UU. de Fast & Furious arrebató el primer puesto en la taquilla a la exitosa Monsters vs. Aliens, y batió el récord de recaudación alcanzado la pasada semana por la cinta de animación en 3-D.

La cuarta entrega de la saga The Fast and the Furious acumuló 72,5 millones de dólares durante el fin de semana pasado, la mejor cifra para un estreno en lo que va de año.

La cinta protagonizada por Vin Diesel, cuyos ingredientes básicos son la velocidad y las mujeres explosivas, arrebató el récord de recaudación a Monsters vs. Aliens, que la semana pasada lideró la taquilla con 58,2 millones de dólares.

Con este rápido éxito, Fast & Furious amortiza además la mayor parte de su costo de producción, que fue de 85 millones de dólares.

En cambio, Monsters & Aliens no superó los 33,5 millones, una cifra alejada de las expectativas de sus productores, que invirtieron 175 millones.

La recaudación del filme de los estudios Dreamworks triplicó, aún así, las logradas por otras cintas que pretendían hacerle sombra, como The Haunting in Connecticut, que alcanzó 9,5 millones, Knowing, que consiguió 8,1 millones, o I Love You, Man, que obtuvo 7,8.

Otro de los estrenos de la semana, la comedia Adventureland, dirigida por Greg Mottola y ambientada en los años 80, se convirtió en la sexta película más vista del fin de semana, con 6 millones de dólares en su debut.

Peor arranque protagonizó Sugar, la historia de un jugador de béisbol dominicano encarnado por Algenis Pérez Soto, que tuvo que conformarse con superar los 70 mil dólares.

También pasaron desapercibidos los estrenos del homenaje al vodevil francés Paris 36, la independiente Gigantic, la comedia de ciencia ficción Alien Trespass, y la cinta de terror C Me Dance, que no llegaron al millón de dólares.

 

EFE