Julio, mes patrio, donde todo el país se viste con los colores nacionales. La vemos en los vehículos,  en las casas, en los techos, en las entidades públicas y privadas.

Al transitar por la ciudad, encontraremos ambulantes que venden banderas de todo tamaño, calidad y precios.

Pero, ¿sabe en realidad cómo es su confección y qué trabajo implica?

Hay medidas específicas según su uso y depende en qué tipo de ambiente será colocada, así como la tela para que pueda ondear con elegancia hasta el 30 de julio.

Existe una gran producción para la confección de banderas y escarapelas, teniendo en cuenta que es una tradición poner una bandera en los techos o azoteas de las casas y utilizar en el pecho la escarapela como símbolo de patriotismo.

En las viviendas, las banderas deben usarse sin escudo ya que  sólo las instituciones públicas pueden usar el pabellón nacional con el escudo en el centro y deberá ser puesta obligatoriamente los días 27, 28, 29 y 30 de julio.