Más de 300 viviendas de la comunidad shipibo-koniba de Cantagallo, la mayoría construidas con madera y calaminas, quedaron reducidas a cenizas en el feroz incendio que se desató durante la madrugada del viernes.

Manuel Vera, comandante del Cuerpo General de Bomberos Voluntarios del Perú, dijo a RPP Noticias que el incendio afectó a más de 300 viviendas. Según la Defensoría del Pueblo, hay más de 2,000 afectados.

El incendio se propagó con gran rapidez debido a la presencia de viviendas de material rústico y por los artículos inflamables almacenados en algunos talleres dentro de la comunidad. Para controlar las llamas, Sedapal aumentó la presión del agua; mientras que los bomberos acudieron con unos 30 camiones cisternas, así como ambulancias para atender a los heridos.

Campaña de solidaridad. RPP Noticias se suma a los esfuerzos solidarios para las víctimas del incendio, invitando a los ciudadanos de Lima a acercarse a nuestra sede de la avenida Paseo de la República 3866 (Cruce Vía Expresa con la avenida Aramburú) desde las 8 de la mañana de este sábado 5 de noviembre trayendo sus donaciones.

Se recomienda donar alimentos no perecibles como latas de comida con abre fácil, agua, ropa, frazadas, carpas, pañales, papel higiénico y toallas higiénicas. Las donaciones se recibirán hasta el domingo 6 de noviembre y serán transportadas el lunes a Cantagallo.