Foto: RPP/Referencial

El diario Le Parisien informó que una empresa de grúas francesa se llevó en París un auto con un bebé de tres semanas dentro.

La madre había estacionado en un lugar prohibido cerca del Trocadéro para llevar a uno de los hermanos del bebé a la escuela.

Al conocer el hecho, la desesperada mujer se trasladó de inmediato hasta el depósito de vehículos retirados por la grúa, donde le devolvieron el auto, aún con el pequeño dentro.