Hipertensión arterial: enemigo silencioso en las relaciones de pareja

Las afecciones al corazón suelen ser una de las causas principales de la disfunción eréctil, algo que muchos hombres callan por temor al fracaso sexual.

 

La medicina define la presión arterial como la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias cuando el corazón bombea sangre. Si la presión se mantiene elevada o incrementa por mucho tiempo, puede ser la causa de serios daños en el organismo.

Pese a la gravedad de la presión arterial alta en las personas, esta no presenta síntoma alguno, y de no detectarse a tiempo podría ocasionar problemas como infarto, derrame cerebral, insuficiencia cardiaca e infarto renal. 

Si bien no hay síntomas delatores específicos, este “enemigo silencioso” presenta otras señales de alerta como vértigos, mareos, náuseas, dolor de cabeza, zumbido de los oídos, cansancio, sudoración excesiva, dificultad de respirar, opresión en el pecho, manos y pies que se adormecen u hormiguean. 

¿De qué manera afecta en la sexualidad de la pareja la presión arterial alta? En el caso de los varones, tienen más probabilidades que las mujeres a padecer de hipertensión arterial. De ahí que muchos hombres con este problema tengan disfunción eréctil, debido a la poca irrigación sanguínea que llega al pene. Igualmente, podría interferir con la eyaculación y reducir el deseo sexual.

En cuanto a las mujeres, aún no está del todo esclarecido que la hipertensión arterial afecte su vida sexual; sin embargo, el poco flujo de sangre que llega a la vagina de las hipertensas, podría provocar sequedad vaginal o dificultad para alcanzar el orgasmo.

Las actividades sexuales suponen en el momento del coito un aumento de la presión arterial y del ritmo del corazón que vuelven a sus niveles normales después del orgasmo. En ese sentido, las relaciones sexuales son adecuadas para la persona que posea hipertensión porque suponen un buen ejercicio para el corazón; pero siempre será recomendable hacerse un chequeo médico permanente con el especialista que controle la afección cardiaca.

Lo que se recomienda en estos casos es llevar una vida sana sin excesos. Las personas propensas a sufrir de hipertensión arterial deberían alimentarse saludablemente, reducir la cantidad de sal en su dieta, hacer ejercicios con regularidad para mantener un buen peso o evitar el sobrepeso, y sobre todo, no fumar.

Un aspecto muy importante en la relación de pareja es la comunicación mutua. Si uno de los dos presenta un cuadro de hipertensión arterial, debe conversarlo y decir cómo se siente para buscar el tratamiento médico adecuado. De esta manera ambos podrán disfrutar de relaciones sexuales placenteras y saludables.

**************

Si deseas hacer alguna consulta sobre este tema, entonces no dejes de participar a partir de las 4:30 de la tarde, que el Dr. Fernando Maestre atenderá todas tus inquietudes sobre este tema.

**************

Deja tu comentario, no mayor de ocho líneas, indicando tu edad, para que sean respondidos en el programa. Recuerda, los textos muy extensos no serán publicados ni resueltos durante el programa. Recuerda ser preciso en tu consulta.

**************

Para participar en Era tabú o comentar nuestros temas, puedes llamarnos a los números: 212-4100, 212-7165 y desde provincias gratis al 080013140.

**************

Era Tabú de lunes a viernes a partir de las 4.30 de la tarde por RPP Noticias.

**************

Si eres oyente de Era Tabú, no te olvides de seguirnos también por el Facebook. Ingresa a Era tabú y da clic a Me Gusta.

**************

Producción: Amelia Villanueva R.