Incautan bienes y dinero por S/.20 millones a banda criminal internacional

Se trata de la organización denominada ´La Gran Manzana´, una empresa de fachada que importaba mercancía, pero que en realidad era utilizada para el traslado de dinero transfronterizo.
Foto: Mininter

La Policía Nacional desarticuló una organización criminal dedicada al lavado de activos provenientes del narcotráfico, conformada por peruanos y colombianos, a la que incautó un conjunto de bienes muebles e inmuebles y dinero en cuentas bancarias y en efectivo, valorizados, en total, en aproximadamente 20 millones de nuevos soles.
                                                                                                                                  
Se trata de la organización denominada “La Gran Manzana”, una empresa de fachada que importaba mercancía (equipos de cómputo y juegos), pero que en realidad era utilizada para el traslado de dinero transfronterizo.
 
La operación, que fue ejecutada en simultáneo en diversos distritos de Lima y en la ciudad de Tarapoto, entre el 8 y el 19 de abril, estuvo a cargo de la División de Lavado de Activos de la Dirandro, trabajo coordinado con la Segunda Fiscalía Especializada en Criminalidad Organizada, el Tercer Juzgado Penal Nacional, la Procuraduría Pública Antidrogas, la Comisión Nacional de Bienes Incautados (CONABI) y la Unidad de Inteligencia Financiera de la SBS.
 
Entre los bienes incautados se cuentan 37 inmuebles (36 en los distritos de San Isidro, Jesús María, Asia y otros, en Lima, y 01 en Tarapoto), 440 mil euros transferidos desde España, 44 mil dólares americanos provenientes de Estados Unidos, equipos de cómputo y documentación contable de interés policial.
 
Asimismo se ha dispuesto la orden de captura de 24 vehículos pertenecientes a esta organización, de los cuales dos han sido ya incautados.
 
Adicionalmente a todo ello, las autoridades han logrado congelar quince cuentas bancarias en moneda nacional y extranjera, cuya suma aproximada asciende a 70 mil nuevos soles.
 
Los implicados en esta organización ya  han sido identificados y todos  ellos cuentas con requisitorias y están siendo buscados  por la Policía.
 
Las pericias han determinado la existencia de desbalance patrimonial en estas personas, que no han podido demostrar la procedencia lícita de sus bienes ni tienen actividad económica lícita conocida, además de vínculos con el tráfico ilícito de drogas y utilización de testaferros.