Andina

El mal uso de cohetecillos y otros fuegos artificiales pueden ocasionar quemaduras oculares en la córnea de los niños, incluso la ceguera irreversible, advirtieron hoy especialistas del Instituto Nacional de Oftalmología (INO) del Ministerio de Salud.

La doctora Betty Campos Dávila, directora general del INO, informó que cada año, con ocasión de las fiestas navideñas, el Departamento de Emergencia atiende a más de 50 niños con heridas por explosivos.

Por ello hizo un llamado a los padres de familia para que tomen las precauciones necesarias a fin de evitar accidentes oculares en sus hijos.

“El daño ocular puede ir desde pequeñas quemaduras en los párpados y erosiones en la superficie de los ojos, hasta mutilaciones de tejidos e incluso el estallido del ojo con pérdida total de su contenido”, indicó Campos Dávila.

Dijo que en las fiestas de fin de año son frecuentes los accidentes por golpes, cortes y objetos introducidos en los ojos. La mayoría de los casos se producen, principalmente, por peleas, asaltos o accidentes a causa de la excesiva ingesta de licor.

“Si tenemos un amigo o familiar con estos problemas, debemos acudir inmediatamente a la Emergencia del INO, que atiende las 24 horas, incluyendo domingos y feriados”, recordó. 

Campos brindó las siguientes recomendaciones de primeros auxilios para enfrentar las emergencias oculares.

Golpes en el ojo

Aplique una compresa fría sin hacer presión. Por ejemplo puede sujetar a la frente una bolsa de plástico con hielo picado para que descanse suavemente sobre el ojo y consulte a un especialista inmediatamente en caso de dolor persistente, perturbación de la visión, sangre o decoloración del ojo, lo cual podría indicar una lesión interna del mismo.

Cuerpo extraño en el ojo

No frote el ojo y enjuague el ojo con abundante agua. Consulte al oftalmólogo si no sale el cuerpo extraño o si persiste el dolor o enrojecimiento.

Cortes u objetos introducidos en el ojo

No lave el ojo ni trate de retirar el objeto introducido en el ojo. Estabilice el ojo con una protección rígida sin aplicar presión, como por ejemplo la parte inferior de un vaso de cartón y acuda al oftalmólogo inmediatamente.

ANDINA