Andina
El puente Solidaridad se desplomó en el verano del 2017 | Fuente: Andina

La Contraloría halló irregularidades en la obra del puente Solidaridad, que colapsó en el verano del Fenómeno del Niño en el 2017, informó El Comercio. De acuerdo a la entidad, el expediente técnico y el proceso de licitación ocasionaron casi 5 millones de soles de perjuicio económico.

Según cálculos de la entidad, se estima en S/ 4´971,204 el monto del perjuicio económico que ocasionó la caída del puente ante la ocurrencia del fenómeno del Niño Costero.

La Contraloría detectó que se “aprobó expediente técnico con deficiencias, al proyectar cimentación superficial sobre taludes sujetos a erosión y modificar sin sustento técnico el sistema de protección previsto en el estudio de hidrología e hidráulica”. Además, observaron que se otorgó la licitación a un postor que no cumplió con los requerimientos técnicos mínimos.

“Durante la ejecución de obra se vulneró las condiciones contractuales, al no observar la falta de intervención del personal propuesto, no verificar la veracidad de certificados de controles de calidad que resultaron ser adulterados y falsos, y valorizar trabajos no ejecutados”, detalla el informe. Todo lo descrito ocasionó un perjuicio económico por S/ 27 422,91.

El desplome del puente

La tarde del 16 de marzo del 2017, el puente Solidaridad, que unía San Juan de Lurigancho con el Agustino, colapsó y cayó sobre el río Rímac. Una de las laderas cedió ante la erosión ocasionada por la crecida del caudal el río, a consecuencias de las lluvias. El puente había sido inaugurado en el 2010 por el alcalde Luis Castañeda Lossio.

La entidad de control encontró responsabilidad en nueve funcionarios de la Empresa Municipal Administradora de Peaje de Lima, Emape. Asimismo dispuso que la Procuraduría Pública inicie acciones legales de relevancia civil y penal contra estos.

RPP Noticias intentó comunicarse con la Municipalidad de Lima y la Contraloría, pero no obtuvimos respuesta hasta el cierre de esta nota.