Morguefile-Osuzek

En el país el 95% de pacientes que llega a emergencias con un ataque cardiaco sobrevive, el problema está en que muchos de estos casos no llegan al hospital a tiempo, por deficiencias del sistema de transporte.

“Un dolor en el pecho es una emergencia que tiene que resolverse cuanto antes, porque sino va perdiendo más tejido. Si el dolor pasa, igual tiene que hacerse un chequeo para ver saber por qué se originó este dolor”, indicó el Dr. Javier Heredia, médico cardiólogo de la Clínica Anglo Americana.

Respecto a la vida sexual posinfarto, el especialista resaltó que falta comunicación entre los pacientes y doctores, sin embargo, es mínima la posibilidad de que esto ocurra.

“La incidencia de que vuelva a ocurrir un infarto durante una relación sexual es menos del 1%. En la mayoría de casos de infartos durante relaciones sexuales, han ocurrido en parejas extramatrimoniales, y con mujeres mucho más jóvenes que el varón”, precisó Heredia.

Detección y factores
La prueba del esfuerzo es la única forma de determinar si hay probabilidades de sufrir un infarto. Por ello, un paciente que ha padecido un infarto, al pasar la prueba física puede retomar su vida sexual con normalidad.

Cabe destacar que las personas que sufran de diabetes, hipertensión arterial, colesterol, sobrepeso, estrés, consuman tabaco y tengan antecedentes genéticos, están más proclives a sufrir de un infarto.

Redacción: A. Patricia Arriola Ramírez
************
Cuidando tu salud, con la conducción del Dr. Elmer Huerta, desde Washington DC.
Cuidando tu salud, sábados a partir de las 11:30 a.m., por RPP Noticias.
Producción y contenidos: Amelia Villanueva Ramirez