En un primer momento se creía que eran granadas de guerra. | Fuente: RPP

Personal de limpieza edil encontró decenas de bombas lacrimógenas abandonadas en un cúmulo de basura en la avenida Separadora Industrial, en el distrito de La Molina.

Según se supo, los empleados de limpieza hallaron los dispositivos en bolsas de plástico e inmediatamente dieron parte a las autoridades.

Por medidas de seguridad, se dispuso un perímetro a fin de descartar algún explosivo presente. Finalmente, personal especializado determinó que eran bombas lacrimógenas.

La Policía Nacional ya se encuentra investigando el caso.