En nuestro país son miles las personas que sufren de trastornos mentales, muchos de ellos se encuentran abandonados y buscan en las calles un refugio. Según Juan Villena Vizcarra, decano del Colegio Médico del Perú, los únicos tres centros especializados en este tipo de casos en Lima no son suficientes.


Hoy en día, el Instituto Honorio Delgado Hideyo – Noguchi, y el hospital Larco Herrera, con 30 y 94 años de antigüedad respectivamente, albergan a cientos de pacientes de salud mental, sin embargo la infraestructura y condiciones técnicas para el tratamiento de éstos no es la mejor.

 

Por esto el MINSA, ha emprendido un plan de salud mental que consiste en la implementación de 186 módulos en el que psicólogos especializados alertan a los estudiantes y padres de familia sobre los peligros del consumo de drogas y muestran cómo cultivar el fortalecimiento del autoestima.