Varios agentes de la Policía Marítima de Bali pusieron en libertad 24 tortugas marinas en una playa de Sanur, en Indonesia.

Las autoridades liberaron estos quelonios que fueron incautados a traficantes ilegales de especies.

El acto concitó la atención de la población, que saludó la medida a favor de la naturaleza.