Luis Cervantes fue reelegido y será rector de la Universidad Garcilaso de la Vega hasta el 2024

El cuestionado rector ocupa el cargo desde el 2004, y de terminar su nuevo periodo cumpliría 20 años en la dirección de la UIGV, casa de estudios que aún no obtiene la licencia institucional de la Sunedu. 

Luis Cervantes Liñán egresó de la UIGV como psicólogo en 1975, y desde entonces ha dejado de estar ligado a esta casa de estudios. | Fuente: Andina

Luis Cervantes Liñán fue reelegido este miércoles como rector de la Universidad Inca Garcilaso de la Vega (UIGV) para el periodo 2019-2014, el que será su cuarto mandato consecutivo al frente de esa casa de estudios.

Cervantes dirige la UIGV desde el 2004, cuando asumió por primera vez el rectorado. De cumplir la totalidad del nuevo periodo, cumpliría 20 años en el máximo cargo de esta universidad.

La reelección de Cervantes Liñán se da en medio de la polémica por el futuro de la UIGV, que aún no recibe la autorización de la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu) y luego de ser multada con más 1 millón de soles por otorgar grados de bachiller a estudiantes de otras universidades.

En junio pasado un informe del dominical Cuarto Poder reveló que la UIGV solo cumplía hasta la fecha con uno de los ocho requisitos de la Sunedu para recibir el licenciamiento institucional. Además, según el reportaje, la casa de estudios tenía un déficit de S/ 20 millones de soles, situación financiera que podría provocar el cierre de la universidad.

Cervantes Liñán ha sido cuestionado por presuntamente tener el control total de la universidad y cobrar un sueldo mensual de 2 millones de soles, acusaciones que el desmiente.

"Debo rechazar aquello que se señala que son 2 millones de soles. Eso es completamente absurdo. No es ni la mitad. Yo gano el promedio de lo que ganan todos los rectores de las universidades privadas del país. Esto lo tiene la Sunat, la Sunedu y el Ministerio de Trabajo", dijo en junio pasado a RPP.

El reelecto rector también ha sido denunciado por unos 300 ex trabajadores de la UIGV, por supuestos despidos irregulares. Según los exempleados, la universidad justificó los despidos como una exigencia de la Sunedu para su licenciamiento, sin embargo dicho organismo negó haber hecho ese requerimiento. "Ni la Sunedu ni la Ley Universitaria promueven el despido de trabajadores o docentes de alguna universidad a fin de otorgar una licencia institucional", dijo la Sunedu en un comunicado.

¿Qué opinas?