La Municipalidad de Santiago de Surco, a cargo del alcalde Roberto Gómez Baca, tomó conocimiento del caso de la pequeña Gladys Jessica Salas Ramos, de 9 años, quien llegó de su natal Ayahuasca en la Región Ayacucho, para solicitar ayuda debido al problema de hipotiroidismo (enanismo) que padece y dispuso su inmediata atención a través del Hospital Municipal “Surco Salud”.

Gómez,  se solidarizó inmediatamente con la niña para que se le practiquen todos los exámenes correspondientes para iniciar su tratamiento y mejorar su calidad de vida.

“Estamos haciendo un estudio minucioso del caso para determinar los procedimientos a fin de que la niña pueda mejorar su salud y su desenvolvimiento en la vida diaria”, dijo Yarim Ayala, endocrinóloga del Hospital Municipal “Surco Salud”.

Segundina Ramos, madre de la menor, agradeció al alcalde Roberto Gómez por el apoyo y preocupación en la atención y tratamiento de la segunda de sus tres hijos, ya que no cuenta con los recursos económicos para cubrir los gastos.

La pequeña Gladys, debido a su malformación, mide sólo 60 cm., cuando en realidad su estatura debería ser de 1.20 metros; su peso es de 9 kilos, cuando una niña de su misma edad debía estar pesando de 18 a 20 kg.

Cabe precisar, que el tratamiento al que se encuentra sometida la niña incluye exámenes de laboratorio de hormonas tiroideas, tomografía cerebral, entre otros, los mismos que serán cubiertos de forma gratuita por el Hospital Surco Salud.

La niña ya debería saber caminar y pronunciar palabras, hecho que no sucedió debido a las limitaciones de atención especializada.

El mal de hipotiroidismo congénito, sucede a uno de cuatro mil nacidos y es asociado al Síndrome de Robinow, ocasionado por la mutación del gen ROR2 caracterizado por rasgos faciales, fetales, malformaciones y enanismo.

La madre de Gladys se animó a pedir ayuda, luego que su vecino, Eliseo Arrieta (21), quien mide 2.10 metros y calza 48, conocido como “EL Gigante de Huanta” recibió tratamiento en un nosocomio local capitalino.