“La leche materna es un alimento natural y la leche de fórmula solo debe verse como un alimento excepcional. Está comprobado por estudios que los niños alimentados con leche natural desarrollan más sus actitudes cognitivas y verbales”, dijo Sarah María Vega, pediatra y consultora internacional de lactancia materna en el programa Salud en RPP.

La pediatra mencionó además los beneficios que garantiza este alimento:

“Al niño lo previene de diversas enfermedades pero a la mujer la llena de alegría, de vida y de autoestima, además la ayuda a prevenir la osteoporosis y cáncer”, comentó.

Asimismo, la especialista indicó que los niños alimentados con leche materna son más felices:

“Los niños que reciben leche materna son felices porque tienen contacto con su madre, al ser el niño feliz la madre estará tranquila y toda la familia estará beneficiada. Es importante que apenas nazca el niño sea entregado a la madre; desde que nace hasta que cumple seis meses, la madre y el niño con una sola persona”, puntualizó.