Argentina celebra. Una vez anunciado el nombre del nuevo papa Francisco, el argentino Jorge Mario Bergoglio, medios de comunicación destacaron la noticia en sus portadas digitales.

El país gaucho fue el más entusiasta respecto la noticia. Como se recuerda, el jefe de la Iglesia argentina vivía en un pequeño departamento próximo a la catedral, viajaba en transporte público, visitaba villas (asentamientos marginales), parroquias y hospitales y animaba a los sacerdotes a salir a la calle y estar cerca de sus fieles.

En Buenos Aires, cuna de Bergoglio, que era hasta ahora arzobispo de esa diócesis y cardenal primado de su país, el anuncio del nombre del elegido en la quinta votación del cónclave iniciado este martes produjo un estallido de júbilo y los fieles inundaron la catedral metropolitana dando vivas al Papa.

Amigos y allegados a Jorge Mario Bergoglio no escatimaron elogios para Francisco, a quien coinciden en definir como un hombre austero, humilde y dialogante, que introducirá cambios en el Vaticano.