Referencial/Cityrealty

Todo hace suponer, que agobiado por problemas de custodia por su hijo, un padre lanzó a su hijo de tres años desde el piso 52 de uno de los edificios más altos de la ciudad de Nueva York.

Luego de lanzar al bebé, Dmitriy Kanarikov, de 35 años, también tomó la decisión de lanzarse muriendo instantaneamente.

Las autoridades dijeron que recibieron una llamada de emergencia que informaba sobre la caída de ambos del edificio en la zona Upper West Side de Manhattan.

Cuando los agentes llegaron al lugar, hallaron los cadáveres sobre los techos de dos edificios cercanos.

El rascacielos, listado como South Park Tower, está situado a escasa distancia de Columbus Circle y del Centro Lincoln. Si usted viajo alguna vez por la capital del mundo, recordará que este edificio queda muy cerca del río Hudson y la calle 42.