Las 22 comandas son pioneras en una sociedad todavía dominada, en gran parte por los hombres, y son el primer grupo de mujeres miembros de la Guardia Presidencial, una fuerza élite palestina integrada por unos 2 mil 600 hombres.

Su inclusión es el resultado de cambios graduales en Cisjordania en los últimos años.

Este grupo de mujeres fue seleccionado entre los graduados de la Universidad de la Independencia, una academia de seguridad de Jericó que entrena a futuros oficiales.

En Palestina, la inclusión femenina ha ido en ascenso, pues algunas mujeres asumen cargos como alcaldesas, jueces y ministros de Gabinete o inician sus propios negocios.