La pareja fue detenida y los bebés fueron enviado a un albergue. | Fuente: Captura Panamericana

Un matrimonio es investigado desde hace tres días por la Policía Nacional en Perú por el presunto delito de trata de personas, tras haber intentado salir del país con dos bebés concebidos mediante vientre de alquiler, informaron a la agencia Efe fuentes de la institución. "La pareja se mantiene en la División de Trata de personas de la Policía, a la espera de que la Fiscalía del Callao culmine sus investigaciones. Los dos bebés han sido trasladados a un albergue", aseguró la fuente policial.

La pareja, conformada por Rosario Madueño (46) y Jorge Tovar (48), llegó al Perú desde Chile en 2013 para iniciar el proceso de reproducción asistida en una clínica limeña. Tras diversos intentos, optaron por la gestación subrogada. Para ello contrataron a una mujer que mantuviera en su vientre al óvulo fecundado, procedimiento que fue realizado a través de la misma clínica, y producto de lo cual nacieron unos mellizos el pasado 28 de julio en Lima.

Según informaron medios locales, la intervención de los agentes de la Policía para retener a la pareja en el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez respondió a que ambos ingresaron al país un día después del nacimiento de los bebés. Tanto la clínica como los padres señalaron a la Policía que la cesárea estaba inicialmente programada para agosto, pero debido a una emergencia, esta tuvo que adelantarse al 28 de julio.

Retenidos e investigados

Los investigados detallaron a los agentes policiales el proceso que siguieron para la gestación subrogada, así como el contacto que realizó la clínica con 'Isabel', una enfermera que llevó la gestación. "A ella le hacen un examen físico y psicológico y determinaron la idoneidad para la transferencia embrionaria, y durante ocho meses estuvimos en contacto con ella y corriendo con todos los gastos médicos y alimentación. El parto estaba planificado entre el 12 y 15 agosto", aseguró Madueño a la Policía.

La pareja se mantiene retenida en Lima a la espera de que la Fiscalía del Callao corrobore la veracidad de los documentos presentados, entre los que se incluyen historias clínicas, partidas de nacimiento, los documentos de identidad de los menores y las circunstancias de la reproducción asistida. De no lograr probar su inocencia, los esposos podrían afrontar una pena no menor de 25 años de cárcel por el delito de trata de personas. En Perú, la maternidad subrogada no cuenta con un marco normativo explícito que la regule, por lo que no está permitida ni prohibida.

EFE

0 Comentarios
¿Qué opinas?