Nina Siakhali Morade

Pese a que consiguió más de 10 mil votos, los iraníes más radicales no aceptan la victoria Nina Siakhali Morade y se niegan a que acceda al puesto que consiguió en el concejo de la ciudad de Qazvin.

De entre los 163 candidatos que se presentaron a las elecciones, la joven quedó 14, pero ahora su victoria se ve empañada por la polémica que ha suscitado en las calles.

El sector más conservador de Irán la considera “demasiado sexy” para que acceda al puesto. “No queremos una modelo sentada en la mesa”, declaró un alto funcionario de Teherán. En los carteles electorales, aunque aparecía con velo, dejaba un mechón de pelo a la vista.

Una vez confirmada su victoria en las urnas, los conservadores han solicitado su exclusión, escudándose en unos “carteles electorales vulgares y en contra de la religión” y descalificándola por no haber “respetado las normas islámicas”.